Cuando pensamos en las grandes familias del Rock, muchos nombres pueden llegar a nuestra mente: los hermanos Gallagher, los hermanos Van halen, los hermanos Jackson, los hermanos Doobie, los Osmond, los gemelos Nelson, los gemelos Thompson (que realmente ni son hermanos ni son gemelos, pero esa es otra historia) en fin…

Seamos sinceros ninguno de estos ha tenido la permanencia ni la influencia que han tenido Brian Amadeus y Xavi, los hermanos MODERATTO.

Los fratellos Moderatto provienen de una familia profundamente arraigada en la música. Su padre, Marcello Moderatto, era el cerebro creativo detrás de Operación Dragón, una de las bandas underground mas importantes en los años 60 en su natal Italia.

Curiosamente, Operación Dragón son los creadores de esa tradición de prender encendedores en las baladas, debido a que en un concierto el bajista perdió su pick justo antes de la balada, y debido a la poca iluminación del lugar tuvo que prender un encendedor, la gente lo imitó y el resto es historia. Son también los intérpretes originales y autores de uno de los grandes éxitos de Moderatto: ISABEL, la única canción en el repertorio de Moderatto que no ha sido escrita por Brian y Xavi, conocida en nuestro país por la versión de Luis Miguel.

ISABEL, además de ser un tema que ha vendido millones de copias alrededor del mundo, es la canción con la que Marcello Moderatto logró conquistar a la madre de Brian Amadeus y Xavi,Isabel.

Durante un viaje a Huatla de Jiménez, Marcello e Isabel prácticamente se “quedaron en el viaje” al enamorarse perdidamente de nuestro país y sus costumbres (Cuenta la leyenda que Marcello escribió la canción “Que hongo, Brother” después de su visita a Huautla sin mayor éxito comercial, pero si dando forma a una de las expresiones mas populares entre los jóvenes de los ochenta). Marcello trató de seguir su carrera de músico en nuestro país sin lograr alcanzar el éxito y reconocimiento que alguna vez tuvo con Operación Dragón, explorando en cambio sus dotes como artista plástico.

Asentados en el barrio de Coyoacán, Marcello Moderatto inventó una nueva y revolucionaria técnica para expresar su visión artística y además mantener a su familia. Seguramente han visto esos bellos cuadros de exóticos paisajes alienígenas hechas a base de pintura en Spray, pues si, se los debemos a los Moderatto.

Los años pasaron, y la pareja y el mundo del rock fueron bendecidos con dos hijos que cambiarían la historia: Gino (que posteriormente sería conocido alrededor del mundo entero con el nombre artístico de Brian Amadeus) y Xavi (que posteriormente sería conocido alrededor del mundo como Xavi), Brian Amadeus, siendo el hermano mayor, tomó posesión de la guitarra de su padre desde muy temprana edad, haciéndola suya de inmediato. Esta situación fue uno de los detonantes de esa rivalidad creativa que ha hecho que los hermanos destaquen a nivel mundial. La situación económica de la familia no estaba como para andarle comprando guitarras a todo mundo, así que Xavi “adquirió” un bajo (preferimos no entrar en detalles) y estaba decidido a demostrarle a su hermano lo que podía hacer con dos cuerdas menos que él. Está por demás decir que esta situación los llevó formar parte de ese selecto grupo de virtuosos del que muy pocos pueden formar parte.

Sobra decir que Brian Amadeus siempre ha tenido un magnetismo casi animal con las chicas, por lo tanto ocupaba su tiempo en otras cosas, mientras tanto Xavi, siempre tratando de probarse ante su hermano mayor, forma su primera banda: Heavy Plastic.

La alineación de esta primera banda es dinamita pura: los dedos fuertes y rápidos de un jóven Mick Marcy en la guitarra, la energía y poder de Jethro Rubio en la batería, y la presencia y virtuosismo de Xavi en el bajo, pero algo hacía falta… el carisma y talento innato de Brian Amadeus. No pasó mucho tiempo para que Brian se integrara a la banda y cambiaran su nombre a Explosion, y ahora nada podría detenerlos. Los hermanos dejaron atrás sus rencillas y le dieron al mundo una serie de temas inolvidables, entre ellos “Ganador”, retomada recientemente en su versión demo, y remasterizada para la película “Atlético San Pancho”.

Explosion tuvo una serie de “tocadas” en los lugares de rock del momento, la Rockola, el bar Gardés, la carpa Geodésica, Hip 70, etc. pero ellos querían más, la escena del rock en México no era suficiente para éste feto de dos cabezas, así que deciden probar suerte en otros países. La primera parada fue en Aguascalientes (por algún lado hay que empezar…), en donde conocen a la última pieza de este complicado juego del destino, el multi-instrumentalista: Roy Ochoa Avilés. Roy era bartender y músico del lobby de un hotellillo de paso al que llegaron por accidente los chicos en su éxodo hacia la fama y reconocimiento mundial.

Sintiendo un nexo musical y personal de inmediato, lo contrataron como Roadie esa noche. No pasó mucho tiempo antes de que Roy demostrara su valiá como músico y se integrara poco a poco a las filas de lo que para entónces ya se llamaba MODERATTO (“…y se chingan…” era la frase de los hermanos ante los reclamos iniciales de sus compañeros de grupo.)

La banda probó suerte en varios barecillos de los Estados Unidos sin mayor suerte, hasta que una nochesu vida cambió radicalmente. Jethro había bebido demasiado, tomó la “van” de la banda y debido a la nieve, al alcohol y al cansancio se desplomó por un barranco. Llegaron los paramédicos al lugar pero era demasiado tarde. Sólamente un paramédico pudo bajar hasta el lugar del accidente, y viendo que ya no podía hacer nada por ese jóven cuyo cuerpo destrozado sostenía en sus brazos, simplemente se avocó a escuchar sus últimas palabras: “Don’t Let the Rock Die…”

El nombre del paramédico era Eddie Van Helden. Eddie fue el encargado de darle la mala noticia junto con la últimas palabras de Jethro a los chicos de Moderatto. Esa misma noche, como un homenaje a su fallecido baterista, compusieron la balada “Rockeando en el cielo” con Eddie en la batería. La química fue instantánea y todos sabían que es lo que Jethro hubiera deseado, además de que Eddie era un baterista nato, con algo de experiencia en la iglesia de su natal New Brunswick tocando el triángulo y el pandero.

La muerte de Jethro pareció haber sido el detonante de esa bomba de rock puro que es Moderatto. Su manager de esa época, Ralphie Grant, consiguió una serie de galas en Europa y el grupo emigró al viejo continente en donde explotó la bomba. La fama del grupo se extendió como el fuego grabando disco tras disco y vendiendo millones de copias y llenando estadios a su paso.

El regreso a México fue de una manera humilde y sencilla con su disco Resurrexion, empezaron tocando en pequeños bares, consiguiendo poco a poco reclutar miembros del MODERATTO ARMY, que ahora son cientos de miles… de boca en boca la banda se aloca. Fue demasiado para Eddie Van Helden, demasiada fiesta, vino, mujeres y otras cosas lo forzaron a recluirse en una clínica de rehabilitación. Sus neuronas estaban destrozadas por los excesos, su recuperación ha sido lenta pero segura, sigue haciendo música, de hecho, se le ha visto rapeando acerca de marcianos, señales inequívocas de una mente torcida y febril.

El grupo pasaba por la tragedia una vez más, habían perdido a un gran baterista, pero los Dioses del rock le sonrieron a los Moderatto, bendiciéndolos con la presencia de la batería poderosa de Elohim Corona. Nunca en la historia de México se había sentido tal poder en el escenario.

El grupo edita el disco DETECTOR DE METAL, el primer disco de la banda que se graba en su totalidad en México, ya con Elohim en la batería, y el resto es historia. Cientos de miles de copias vendidas, exhaustivas giras por todo el país, reconquistando el terreno que habían perdido, llevando la palabra del rock a cada rincón de México.

El tour Detector de Metal fue llevado a todos lados, siendo ovacionados por mil, a pesar del éxito rotundo de este decidieron hacer un pequeño receso semanas antes de la navidad para crear su disco Nos Vemos en el Invierno ya que para los metaleros la navidad es una época muy difícil. Hacia falta un disco que los hiciera rockear, y si algo no existe Moderatto se dedica a crearlo. Cuando presentaron este album se les pregunto si tenian algo que decirles a sus seguidores y ellos simplemente respondieron,  We wish you a metal Christmas and a heavy new year! Yeahh.

Posteriormente Moderatto decide plasmar en video el ritual ofrecido meses antes  para 10 mil de sus mejores amigos en el Auditorio Nacional. De lo mejor que ha parido el Heavy en muchos años, renovando los votos de los creyentes y atrapando a nuevos seguidores. Poesía pura… la prueba de que siguen apareciendo nuevos clásicos. ¡PONTE LOCO! Captura la bestial energía de este monstruo de cinco cabezas sin restricciones y sin censura.

Miles de copias vendidas, giras, reconocimientos, que mas se podía pedir, pero en el interior los Moderattos estaba hartos de ser tratatos como juguetes sexuales de úsese y tirese, decidiendo hacer un cambio y mostrarse ahora con el corazón en la mano con los sentimientos a flor de piel, dando origen a  un nuevo genero salvaje pero tierno, cruel pero justo, mettal con sentimiento. Ahora el mettal ya no es mettal es Sentimettal, la bestia de cinco cabezas deja escuchar su rugir GRRRR.

La historia de esta legendaria banda sigue escribiéndose día a día, y el Moderatto Army sigue y seguirá ahí, apoyando a sus cinco Dioses del Metal como ha sido desde el principio aaauuuuu!!!!

Conciertos

Para consultar las últimas fechas entra a la página de Moderatto